21 abril, 2010

Hitchcock-Truffaut, el audio


Si existe un libro que no debería faltar en la biblioteca de todo amante del cine, éste es el que reúne las entrevistas que Francois Truffaut le hiciera a Alfred Hitchcock.

“El cine según Hitchcock” se compone de unas cincuenta horas de charlas y unas quinientas preguntas preparadas cuidadosamente por el realizador francés, quien contó luego en un prólogo cómo y por qué nació el libro:


En los años cincuenta y sesenta, Hitchcock se encontraba en la cima de su creatividad y de su éxito. Famoso entonces por la publicidad que le había asegurado David Selznick en el transcurso de los cuatro o cinco años de contrato que los unía, colaboración subrayada por obras como Rebeca, Spellbound (Recuerda), The Paradine case (El proceso Paradine), Hitchcock se hace mundialmente célebre en tanto que produce y dirige la serie de emisiones televisivas «Suspicions» (Sospecha), después «Hitchcock presenta», hacia la mitad de los años cincuenta. Este éxito y esa popularidad, la crítica americana y europea iba a hacérselo pagar examinando su trabajo con condescendencia, denigrando un film tras otro.

En 1962, encontrándome en Nueva York para presentar Jules y Jim, me di cuenta de que cada periodista me hacía la misma pregunta: ¿Por qué los críticos de Cahiers du Cinéma toman en serio a Hitchcock? Es rico, tiene éxito, pero sus películas carecen de sustancia. Uno de esos críticos americanos, a quien yo acababa de hacerle el elogio, durante una hora, de Roar Window (La ventana indiscreta), me respondió esta barbaridad: A usted le gusta Rear Window (La ventana indiscreta) porque, no siendo habitual de Nueva York, no conoce bien Greenwich Village. Le respondí: Rear Window (La ventana indiscreta) no es una película sobre la ciudad, sitio, sencillamente, una película sobre el cine. Y yo conozco el cine.

Regresé a París turbado.


Mi pasado de critico era todavía muy reciente, yo no me había liberado de aquel deseo de convencer que era el punto común de todos los jóvenes de Cabiers du Cinéma. Entonces pensé que Hitchcock, cuyo genio publicitario solo tiene parangón con el de Salvador Dalí, había sido finalmente la víctima, en América, al lado de los intelectuales, de tantas entrevistas superficiales y deliberadamente dirigidas hacia la burla. Contemplando sus films era evidente que este hombre había reflexionado sobre los medios de su arte más que ningún otro de sus coetáneos y que, si por vez primera aceptaba responder a un cuestionario sistemático, podría resultar de ahí un libro capaz de modificar la opinión de los críticos americanos.


El propósito de la entrada de hoy no es el de comentar la existencia de este libro (bastante conocido por los lectores en general), sino el de compartir un hallazgo extraordinario: las cintas de audio de las entrevistas que Truffaut le hiciera en su debido momento a Hitchcock.


Hace unos diez años una radio francesa emitió en calidad de primicia absoluta estas entrevistas, las que fueron presentadas y comentadas por un par de periodistas de Cahiers du Cinéma.
Ahora es un sitio web el que ofrece este mismo material. Son una veintena de grabaciones y cada una suele durar una media hora. Se oyen tres voces: la de Truffaut en francés, la de Hitchcock en inglés y la de una supereficiente traductora. Aquí les paso el enlace a la primera de las charlas, en la que el director de "Los pájaros" y "Vértigo" habla de su infancia, entre otras cosas:

http://tasutpen.net/hitch/ht1.mp3



2 comentarios:

Lucio dijo...

Hace un tiempo que vengo pensando en comprarlo, pero lo dejaba porque me faltaba alguna recomendación confiable. Ahora la tengo. Gracias.

Velas a Balzac dijo...

El libro es excelente. Nunca pensé que podría llegar a escuchar las grabaciones originales.
Gracias, Eduardo! Excelente hallazgo.