31 enero, 2010

Visitantes del más alla


Vicente Battista comenta en ADN (La Nación, Argentina) mi antología "Fantasmas". Publicado el sábado 9 de enero de 2010

Fantasmas
Por Eduardo Berti (compilador)
Adriana Hidalgo
539 Páginas
$ 83

En Ulises , James Joyce arriesga una definición: "¿Qué es un fantasma?, preguntó Stephen. Un hombre que se ha desvanecido hasta ser impalpable, por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres". Los diccionarios son más categóricos: "Figura de una persona muerta que se aparece a los vivos". Además, aseguran, esa persona muerta no llega con buenas intenciones. Los fantasmas acompañan a los seres humanos desde los primeros tiempos. ¿Cuál es la razón de esa perseverancia? Stephen King, autor de numerosas historias de aparecidos, señala: "A medida que tomamos conciencia de nuestra muerte inevitable, descubrimos la emoción llamada miedo". Sabemos que los fantasmas vienen del más allá y casi no tenemos elementos para combatirlos. Para los vampiros basta con un crucifijo o con una ristra de ajo. Frente a los fantasmas, estamos desarmados. El jesuita Henri Doré propone algunos métodos para amedrentarlos: el sonido de las campanas de un templo budista, por ejemplo, o la simple figura de una escoba. Buenas intenciones de Doré, que resultan poco convincentes. Lo cierto es que esas criaturas inmateriales se han materializado en magníficas piezas literarias. Eduardo Berti recogió algunos de esos textos y los ha reunido en una peculiar antología.

En el prólogo anuncia que los primeros cuentos con fantasmas datan del año 500 a. C.; a partir de ese dato, establece una documentada crónica de cómo esas criaturas del más allá continuaron multiplicándose hasta llegar a nuestros días. Para el caso, elige a cuarenta y dos autores. Presenta a cada uno de ellos, pero no se limita a ofrecer los datos básicos -nacionalidad, fecha de nacimiento y fecha de muerte-, también brinda una clara exposición acerca de cada texto escogido y su ubicación en el espacio literario.

Junto a los autores ineludibles -Hoffmann, Poe, Maupassant, Henry James, Chesterton-, encontraremos sabrosas rarezas, como el cuento del Marqués de Sade, y recuperaremos textos claves como los de Plinio, el Joven; Luciano de Samósata; Valerio Máximo, Flegón de Tralles, Gan Bao y Boccaccio. Nos volveremos a impresionar con Horacio Quiroga y con las historias de Charles Dickens y Sheridan Le Fanu. Por su parte, Saki y Mark Twain demostrarán que no todos los fantasmas provocan miedo. Como advirtiera el monje jesuita Doré, una simple escoba o el sonido de las campanas de un templo budista espanta a los fantasmas. Estoy seguro de que quien comience a leer esta antología guardará la escoba a buen recaudo e ignorará los sonidos del templo. Vale la pena correr el riesgo frente a la calidad de los textos presentados.

Enlace original:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1219566


2 comentarios:

Gervasium dijo...

Es un libro muy lindo. Alguien me pìdió qué eligiera un regalo para Navidad. Dije: "Fantasmas, de Eduardo Berti. Tiene una mano en la tapa...". Ni lo pensé, lo había visto acá y venía con muchas ganas de leerlo.

Eduardo Berti dijo...

Muchas gracias, Gervasium.