10 octubre, 2009

Un poema chino



Le pidieron a un famoso poeta japonés que explicara el modo de componer un poema chino.

"El típico poema chino se compone de cuatro versos", explicó. "El primer presenta los hechos; el segundo verso los amplía; el tercer verso da un giro e introduce una idea completamente novedosa; por fin, el cuarto verso lo resume todo".

Le pidieron que diera un ejemplo. El poeta recitó:

La dos hijas de un mercader de seda vivían en Kyoto,
La mayor tenía veinte años, la menor tenía dieciocho.

Un soldado puede matar con su sable.
Pero aquellas dos jóvenes atravesaban a los hombres con sus ojos
.



4 comentarios:

Lucio dijo...

Interesante... Un poco raro a nuestros ojos occidentales, pero ahí está la gracia, no?

chadeux dijo...

¡buenísimo, eduardo! ¿es tuyo? (realmente me encantó). un abrazo.

Eduardo Berti dijo...

Qué bueno que les haya gustado, Lucio y Chadeux. No, no es mío. Es una versión algo libre de un zen koan. Abrazos!

El Gemelo Malvado dijo...

Bellísimo