12 octubre, 2009

El libro de la vida

Alphonse de LAMARTINE


Muchas tumbas en Francia llevan grabado el siguiente poema:

Le livre de la vie est le livre suprême
Qu’on ne peut ni fermer ni rouvrir à son choix.
On voudrait revenir a la page où l’on aime,
Et la page où l’on meurt est déjà sous nos doigts.

No en todos los casos se indica, sin embargo, que este poema corresponde a Alphonse de Lamartine (1790-1869), cuyas "Méditations" marcaron para muchos el inicio del romanticismo poético francés.

Una traducción posible de los versos es la siguiente:

El libro de la vida es el libro supremo
Que no podemos abrir ni cerrar a nuestro antojo.
Querríamos volver a la página en que amamos,
Y la página en que morimos está ya bajo nuestros dedos.

No fue este, sin embargo, el único caso en que Lamartine se valió de un libro como símil. En otro de sus poemas ("Las estrellas") puede leerse que "La noche es el libro misterioso de los contempladores" (La nuit est le livre mystérieux des contemplateurs).



1 comentario:

Gervasium dijo...

Estos cuatro versos prueban que era muy romántico.