04 agosto, 2009

Cinco libros: Viviana Paletta

Estoy pidiéndole a diversos escritores y artistas que recomienden cinco libros de ficción a los lectores de este blog y por qué no, de paso, al autor del mismo. No se trata, para nada, de un ránking ni mucho menos de una lista canónica. Se trata, más bien, de cinco libros que repentinamente ellos quieran proponer y compartir con los demás.

El voto de Viviana Paletta:


1. Las bodas de Cadmo y Harmonía, de Roberto Calasso

2. El sexo y el espanto, de Pascal Quignard

3. Trilce, de Vallejo

4. El maestro y Margarita, de Bulgákov

5. Ficciones, de Borges


Viviana Paletta (Buenos Aires, 1967) reside en Madrid desde 1991. Licenciada en Filología, en 1986 recibió el primer premio de Poesía en el I Certamen Literario para la Mujer Argentina y, en 1989, fue seleccionada en cuento y poesía en la Primera Bienal de Arte Joven de Argentina. En 2003 integró la antología "Estruendomudo" y publicó su libro de poemas "El patrimonio del aire". Sus relatos y poemas han aparecido en publicaciones de México, Colombia, España, Guatemala y Argentina, y en varias antologías como "Di algo para romper este silencio", libro-homenaje a Raymond Carver, coordinado por Guillermo Samperio (México, Lectorum, 2005) o "Los poetas interiores. Una muestra de la nueva poesía argentina", selección de Rodrigo Galarza (Madrid, Amargord, 2005). Junto a Javier Sáez de Ibarra dirige la colección de Narrativa Breve de la editorial Páginas de Espuma. Es editora de Veintisiete Letras.

2 comentarios:

Beto dijo...

¿Qué tal serán estos libros, sin contar el de Borges y el de Vallejo, que ya conocemos? Si leíste alguno, Eduardo, comentalo por favor. Gracias.

Eduardo Berti dijo...

"El maestro y Margarita" es una maravilla. Tanto el libro como su autor eran muy mal vistos por el estalinismo. Esta novela salió mucho después de escrita y, se cuenta, inspiró a Mick Jagger a la hora de escribir "Simpatía por el demonio".

De Quignard y Calasso leí otras cosas, no estos libros. Creo que el segundo me entusiasma más como autor. Pero sobre gustos...