16 julio, 2009

Tres poemas breves de Lalla Romano

Lalla ROMANO


Il fiume era estile e chiaro
é diventato enorme e fugge
come un animale ferito


El río era estrecho y claro
se ha vuelto enorme y huye
como un animal herido

......................................

Inverno, lenta
stagione

La sola vera:
l'altre, fiorite, un sogno


Invierno, lenta
estación

La única verdadera:
las otras, floridas, un sueño


.............................................

Io sono in te
come il caro odore del corpo
come l'umore dell'occhio
e la dolce saliva

Io sono dentro di te
nel misterioso modo
che la vita è disciolta nel sangue
e mescolata al respiro


Yo estoy en ti
como el querido olor del cuerpo
como el humor del ojo
y la dulce saliva

Yo estoy dentro de ti
del misterioso modo
en que la vida está disuelta en la sangre
y mezclada con la respiración

.................................................

La italiana Lalla Romano (1906-2001), más conocida como narradora que como poeta, tenía 35 años cuando dejó de lado la pintura para volcarse a las letras. En sus primeros libros (Flor y El otoño) abordó la prosa poética. De 1951 data el diario de sueños Las metamorfosis. Más tarde publicó sus novelas más difundidas, entre ellas El hombre que hablaba solo (1961) y En los mares lejanos (1987), escrita después de la muerte de su esposo Innocenzo Monti. Traductora de Flaubert y Delacroix, es además autora de ensayos y cuentos, de un texto sobre la fotografía (Lectura de una imagen), de una crónica de viaje por Grecia y de una autobiografía de infancia titulada Dall'ombra.