05 julio, 2009

Joe Brainard


En una vieja entrada de este blog escribí acerca del libro “Je me souviens” de Georges Perec.

La editorial Sexto Piso ha editado, hace pocos meses, el libro que inspiró a Perec: “Me acuerdo”, del escritor y artista plástico norteamericano Joe Brainard (1942-1994).

La influencia es innegable y el propio Perec se encargó de explicitarla. Así y todo, creo advertir una diferencia notable entre ambos libros: los recuerdos de Brainard son en su mayoría individuales y autobiográficos, mientras que Perec (aun cuando escribe también en primera persona) apela a la memoria colectiva. El segundo de los recuerdos de Brainard que he recopilado más abajo es "perequiano", si se quiere; pero esta visión no es la que predomina en su libro.

Algunos recuerdos de Brainard:
Me acuerdo del placer que me daba hurgar en los cajones de mis padres en busca de condones (marca Peacock).

Me acuerdo de cuando la polio era la cosa más terrible del mundo.

Me acuerdo de cuando un niño me dijo que las hojas agrias con forma de trébol que solíamos comernos (con florcitas amarillas) tenían un sabor tan agrio porque los perros se meaban encima. Me acuerdo de que eso no impidió que siguiese comiéndolas.

Me acuerdo del primer dibujo que recuerdo haber hecho. Era una novia con un vestido con la cola muy larga.

Me acuerdo de mis primeras erecciones. Creía que tenía alguna horrible enfermedad o algo parecido.

Me acuerdo de la única vez que he visto a mi madre llorar. Me estaba comiendo una tarta de albaricoque

Me acuerdo de haber ido a una fiesta de «Vístete de tu personaje favorito» vestido de Marilyn Monroe.

Me acuerdo de lo mucho que tartamudeaba.

Me acuerdo de lo mucho que quería, en el instituto, ser guapo y popular.

Me acuerdo de cuando, en el instituto, si vestías de verde y amarillo los jueves significaba que eras gay.

Me acuerdo de cuando, en el instituto, tenía por costumbre meterme un calcetín en los calzoncillos.

Me acuerdo de cuando decidí hacerme pastor eclesiástico. No me acuerdo de cuando decidí no serlo.

Me acuerdo de que una vez me llené la cara de arañazos con mis propias uñas para que la gente me preguntara qué me había pasado y yo les contase que había sido un gato y ellos, claro está, sabrían que no había sido un gato.

“I Remember” fue publicado originalmente por Angel Hair, en 1970; en la actualidad se consigue en inglés en la edición de Granary Books.

www.joebrainard.org

www.sextopiso.com

2 comentarios:

Cristal dijo...

Alguno de los dos tiene que haber influido —o quizás ambos— en el documental autobiográfico Marcello Mastroianni: mi ricordo, sì, io mi ricordo. ¿Lo viste? Comienza con la silueta del actor sobre una pared y su voz ennumerando las cosas que recuerda... Muy similar.

Saludos, muy bueno el blog.

Eduardo Berti dijo...

Es cierto! No me acordaba de esa película... Muchas gracias por tu comentario.