24 julio, 2009

El salto de Reichelt

El periódico “Libération”, de Francia, publicó hace una semana la historia de Francois Reichelt, quien inventó una especie de paracaídas y decidió probarlo saltando del primer piso de la torre Eiffel el domingo 4 de febrero de 1912.

Nacido en Viena, sastre y modista de profesión, Reichelt se llamaba en realidad Franz o Frantz y llegó a Francia en 1898, con 19 años de edad. Su intento de fabricar el primer paracaídas comenzó, según parece, entre 1909 y 1910.

En 1911 Reichelt hizo una primera prueba en Joinville. Saltó de una altura de no más de quince metros. Fue un fracaso. Así y todo, a comienzos de 1912 anunció que iba a probar su invento saltando de la torre Eiffel.

El 4 de febrero, pese a que hacía mucho frío, unos treintas curiosos y periodistas se reunieron al pie de la torre para presenciar el salto.



Un film de Pathé (disponible en Youtube) muestra paso a paso lo sucedido: Reichelt antes de subir; Reichelt antes de decidirse a saltar (la duda es muy larga, angustiante); Reichelt que salta y cae como una piedra, sin que el paracaídas se abra en ningún momento; y la absurda escena final: alguien que mide la profundidad del pozo causado por el cuerpo del muerto.

Como ha escrito Edouard Launet, uno tiene la impresión de estar asistiendo a un suicidio más que a un intento de hazaña o de experimento.

Tal vez Reichelt estaba loco o confiaba excesivamente en este invento suyo sin perfeccionar. Sus amigos argumentaron entonces que en verdad buscaba dinero para seguir con la investigación y el desarrollo del paracaídas. Saltando de la torre Eiffel deseaba llamar la atención de algún mecenas.


http://www.youtube.com/watch?v=BepyTSzueno

4 comentarios:

Víctor dijo...

Había visto este video antes pero ya no lo recordaba. Uff, es lo malo de ser un pionero, que a veces el invento falla y te quedas planchado. Pero ¿en serio pretendía volar con esa chapuza? Seguro que no conocía a los hermanos Wright, que ya habían hecho sus pinitos con aviones, y parecían más serios.

Saludos lelos!!!

Pedro Crenes Castro dijo...

Eduardo. Un saludo. Te dejo un enlace que publiqué después de que nos vieramos en el María Pandora. Un abrazo.
Pedro.
http://senderosretorcidos.blogspot.com/2009/06/berti-encuentro.html

Eduardo Berti dijo...

Un saludo grande, Pedro.
Y un saludo lelo para Víctor, claro.

Gervasium dijo...

Da mucha pena lo que hizo este tipo.