07 abril, 2009

Más vale pájaro en mano que cien volando


Eso le enseñaron. Lo mamó desde la cuna. Lo oyó desde sus primeros pininos. Se hizo carne en él. Entonces dejó volar los noventa y nueve pájaros y apretó fuerte, bien fuerte, el que tenía en la mano. El pájaro murió asfixiado.

Isidoro Blaisten (“El mago”)

3 comentarios:

DIANA-CHAN dijo...

que rapido se creea la escena de los 99 pajaros :)

Esteban Dublín dijo...

Un excelente ejemplo de cómo una frase de cajón puede convertirse en un gran microcuento.

Eduardo Berti dijo...

Es muy cierto, Esteban. Y también pensaba yo, recién, que es algo así como una variante de ese procedimiento que detecta Todorov en la literatura fantástica: que una metáfora (en este caso un dicho, un refrán popular) se vuelve literal. Un abrazo grande.