13 marzo, 2009

Los pequeños detalles


“A mi juicio, una descripción auténtica de la naturaleza debe ser muy breve y tiene que poseer especial interés. Es necesario desechar los lugares communes, tales como 'el sol poniente crepuscular derramaba su oro purpurino' o como 'las golondrinas que volaban sobre la superficie de las agues emitiían sonidos de regocijo'. En las descripciones es necesario adueñarse de los pequeños detalles para agruparlos de un modo tal que –durante la lectura- uno vea el paisaje evocado con sólo cerrar los ojos”


“Es posible obtener el efecto pleno de una noche de luna con sólo escribir que en la esclusa un destello brilló en el cuello de una botella rota o que se vio en plena noche la sombra compacta y oscura de un perro… o de un lobo”.~


Antón Chéjov, en una carta dirigida a su hermano Alexander.

5 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

La prosa de Chéjov desecha el adjetivo como recurso. Sus construcciones son nítidas, sin adornos. Esta carta a su hermano lo confirma.

Ya lo sabes, me encanta este espacio. Un saludo, Eduardo.

Henry Peace dijo...

Anoche estaba leyendo La dama del perrito y me gustó este párrafo.

¡Que gentes! ¡Que días anodinos y desprovistos de interés!... ¡Todo se reducía a un loco jugar a los naipes, a gula, a borracheras, a charlas incesantes
sobre las mismas cosas! El negocio innecesario, la conversación sobre repetidos temas absorbía la mayor parte del tiempo y las mejores energías, resultando
al fin de todo ello una vida absurda, disforme y sin alas, de la que no era posible huir, escapar, como si se estuviera preso en una casa de locos o en un
correccional.

Saludos.

Pedro Crenes Castro dijo...

Un saludo Eduardo: Casualidades vilamatianas: ando enredado escribiendo una novela. Lucho con las palabras, las frases. Busco un consejo en este día de mala suerte para los americanos y entro en tu blog para que Chejov me diga lo que tengo que hacer. En fin, gracias.
Nos seguimos leyendo o nos vemos por Madrid.
Un abrazo panameño.

D dijo...

Que buen descubriemiento este espacio, blog. Volveré.

Eduardo Berti dijo...

Gracias por todos los mensajes! Y bienvenidos los "nuevos".