17 noviembre, 2008

Mentiras verdaderas

Ya que nada verdadero tengo para contar –porque nada digno de mención me ha ocurrido- me he dedicado a la ficción de modo mucho más descarado que los demás. Pero en una sola cosa seré veraz: en decir que miento.

Me parece que así escaparé a las acusaciones ajenas, reconociendo yo mismo que no cuento nada verdadero. Escribo, por lo tanto, de lo que no vi ni comprobé ni supe por otros; y, más aún, de lo que no existe en absoluto ni tiene fundamento para existir. Por lo tanto, quienes me leen no tienen que creerme de ningún modo.

Luciano de Samósata, “Relatos verídicos”