19 julio, 2008

Lo gótico



-No me gusta mirar hacia abajo –dijo ella-. Por eso me atraen la pintura y la arquitectura góticas, que te obligan a alzar los ojos. El gótico eleva las líneas, hace que señalen al cielo.

-En cambio a mí me parece que señalar es de mala educación –dijo Mr. Murrel-; esas líneas a las que aludes ya deberían saber que estamos perfectamente al tanto de la existencia del cielo.


G.K. Chesterton: “El regreso de don Quijote”

2 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

¿No ha pasado, Eduardo, que miras al cielo y por ahí una que otra nube te señala, como acusándote de escritor?

Eduardo Berti dijo...

En esos casos uno nunca sabe cómo defenderse...