14 marzo, 2008

Una mujer imperfecta


Bajo el título de "Una mujer imperfecta", el diario Perfil de Buenos Aires, Argentina, publicó el pasado domingo 9 de marzo la siguiente reseña de la novela "Lady Susan", de Jane Austen, editada por La Compañía con traducción y posfacio de Eduardo Berti.



Por Hernán Arias

“Lady Susan” es una novela epistolar escrita por Jane Austen en 1795, cuando tenía veinte años. No la publicó en vida, sino que se dio a conocer como apéndice en “Memoir of Jane Austen”, un libro escrito por un sobrino de la autora. Según Eduardo Berti, quien tradujo la obra y es autor del posfacio que acompaña esta edición, Austen tomó como modelos “Pamela o la virtud recompensada” de Samuel Richardson y “Las amistades peligrosas” de Pierre Choderlos de Laclos. Que tomara estos dos clásicos del género como modelo, la brevedad de “Lady Susan” y la corta edad de Austen al momento de escribirla hicieron que la crítica la ubicara entre sus obras de aprendizaje.

Susan es una viuda joven, inteligente y atractiva que despierta a la vez admiración y recelo entre quienes la rodean. Un viaje de Susan a la casa de su hermana desencadena un intercambio de cartas entre amigos y parientes, quienes sospechan de los motivos que la llevan a hacer ese viaje. En el tiempo que Susan pasa en esa casa mantiene una ambigua relación con un joven adinerado que también se encuentra de visita en el lugar, lo que es censurado por su hermana y otras personas, quienes, al mismo tiempo, no dejan de sucumbir ante lo encantos de esta mujer.

Con una admirable capacidad para trazar el perfil psicológico de los personajes –quienes en cada carta recrean, con sus diferentes enfoques y observaciones, el ámbito doméstico de una familia rural de medianos recursos- y un sorprendente manejo del género epistolar, “Lady Susan” muestra de qué manera la sociedad se resiente cuando se cuestionan ciertas convenciones y el modo en el que se sancionan esos comportamientos. Como escriba la propia protagonista: “No tienen perdón estas mujeres que olvidan qué se espera de ellas y no toman en cuenta la opinion del resto de la gente”.~