28 marzo, 2008

Era una noche tormentosa...

Hablábamos ayer de grandes comienzos de obras literarias y de algunos ejemplos notables.

En contrapartida, el estereotipo de comienzo flojo, convencional o poco logrado de novela es la frase: “Era una noche oscura y tormentosa”.

La frase existe realmente ("It was a dark and stormy night…”) y fue escrita, en inglés, por el escritor victoriano Edward Bulwer-Lytton, en el inicio de su novela “Paul Clifford”, publicada alrededor de 1830.


En una de sus últimas novelas ("Let's All Kill Constance", 2003), Ray Bradbury se permite comenzar con esta misma frase, y la elección es un claro guiño irónico. El gesto se parece al de Claude Mauriac cuando bautizó “La marquesa salió a las cinco” a una novela suya publicada en los años sesenta, citando una frase que Paul Valéry acostumbraba dar como ejemplo de lo que no toleraba de las novelas realistas. También Cortazar parafraseó “la marquesa salió a las cinco” en el exacto inicio de su novela “Los premios”.~

1 comentario:

Jose F dijo...

http://www.wm.edu/amst/370/2005/sp1/images/authorSnoopy.JPG