25 febrero, 2008

Pequeño agregado a Dumas (hijo)



El mayor aporte de Alejandro Dumas (hijo) y de “La dama de las camelias” a la gran educación sentimental que suelen brindar esta clase de novelas ("¿Sufres?", le preguntó el joven. "Muy poco. Ya estoy acostumbrada a esta clase de cosas", le respondió la hermosa mujer”), son algunas frases brillantes:


“Los hombres se empecinan en enterarse de lo que les duele”

“Cuando Dios concede el amor a un cortesana, ese amor, que al principio parece un medio para alcanzar el perdón, se convierte casi siempre en castigo. No hay absolución sin penitencia”

“Cuánta razón, la de los antiguos, que tenían un mismo Dios para los mercaderes y los ladrones”.~